Tinnitus, un problema mayor del que se cree no hay solución

Tinnitus, un problema mayor del que se cree no hay solución

Se calcula que entre un 10% y un 25% de la población padece este molesto pitido que puede variar en intensidad y para el que, de momento, no existe un tratamiento reglado. Y a pesar de ser uno de los temas que más consultas registran en Internet, en cuanto a pérdida de #audición se refiere, las perspectivas no resultan mu alentadoras al respecto, en cuanto a su cura. Recientemente la revista The New England Journal of Medicine ha publicado una actualización de lo que la medicina sabe sobre estos zumbidos o pitidos, también denominados #acúfenos.

Lo primero es resumir lo que dicen las guías clínicas. En este sentido, las primeras recomendaciones para los médicos pueden resultar obvias, pues afirman que se deben distinguir a los pacientes con tinnitus molesto de aquellos a los que los sonidos no les causen problemas.

Más allá de eso, los profesionales deben hacer un historial detallado, que incluya un exhaustivo examen auditivo, sobre todo si el #tinnitus es unilateral, persistentes -que dure más de seis meses- o si está asociado a una pérdida de #CapacidAduditiva.

Sin lugar a dudas, lo que más les importa a los pacientes no es tanto lo qué harán los médicos para averiguar el origen de sus zumbidos. Lo que todos quieren es una solución. La mayor parte reconoce que el #tinnitus “puede afectar a la vida diaria en múltiples aspectos”: pérdida de sueño, problemas de concentración, una disminución del disfrute social y menos capacidad para escuchar las conversaciones.

En diversos estudios, los #tinnitus se han asociado con más posibilidades de sufrir ansiedad y síntomas depresivos. La buena noticia es que tanto el volumen como la gravedad y los efectos del #tinnitus son dinámicos y cambian a lo largo del tiempo. Aunque puede hacerse más grave en algunas personas, en otras ocurre justo lo contrario e incluso pueden llegar a desaparecer. En un estudio longitudinal, aproximadamente el 40% de las personas que tenían tinnitus moderado y un 20% de los que lo presentaban en sus formas más graves declararon haber acabado con ellos en cinco años.

Por esta razón, una de las claves de su manejo es educar a los pacientes sobre sus causas y la historia natural de esta afección, incluyendo el hecho de que se pueden mejorar y resolver con el tiempo espontáneamente.

 Más allá de los tratamientos farmacológicos, que no los hay, lo que resulta útil es la terapia cognitivoconductual. Esta psicoterapia, que incluye técnicas para que el paciente fije su atención en otras cosas, para que se relaje y el uso de mindfulness, sí logra que el afectado modifique sus reacciones a los zumbidos.

Sin comentarios

Escribe un comentario