9908

Si tengo pérdida auditiva, ¿por qué me asustan los sonidos fuertes?

Si tengo perdida auditiva por qué me molestan los sonidos fuertes

Si tengo pérdida auditiva, ¿por qué me asustan los sonidos fuertes?

Por extraño que parezca, no es inusual. Los especialistas en audición incluso tienen un término para este fenómeno, conocido como reclutamiento auditivo. A veces también se le llama distorsión auditiva.

Por qué algunos sonidos suenan extremadamente fuertes: Reclutamiento auditivo

Cuando las frágiles células ciliadas de nuestro oído interno comienzan a degradarse, como sucede con la pérdida auditiva relacionada con la edad y otros tipos de pérdida auditiva neurosensorial, ya no pueden reaccionar normalmente a las ondas sonoras. Esto es lo que causa la pérdida de audición.

Sin embargo, nuestras células no se degradan de manera uniforme: algunas células ciliadas siguen siendo perfectamente funcionales y aún pueden detectar ondas sonoras. Una vez que el volumen sube lo suficiente, son estas células sanas las que repentinamente son «reclutadas» en lugar de las células moribundas y responden rápida y contundentemente. Y esto puede hacer que el sonido se sienta muy molesto.

Una experiencia común: una persona con pérdida auditiva no responde a alguien que intenta llamar su atención mientras habla en niveles normales o bajos. A medida que la persona habla más y más fuerte en un intento de llamar su atención, la persona con pérdida auditiva de repente la escucha y reacciona con fuerza como si tuviera dolor, tal vez tapándose los oídos o respondiendo «¡deja de gritar!».

La hiperacusia es similar pero no es lo mismo

Un fenómeno similar es la hiperacusia, o una mayor sensibilidad al sonido. Sin embargo, a diferencia del reclutamiento, la hiperacusia generalmente se percibe como dolorosa y no está relacionada con la pérdida de audición. Los niños con autismo y trastorno del procesamiento auditivo pueden ser muy sensibles a ciertos sonidos, por ejemplo. Los adultos también pueden tener un trastorno del procesamiento auditivo.

Tratamiento de la pérdida auditiva y reclutamiento

El reclutamiento no es algo con lo que tengas que sufrir, es tratable. Sin embargo, solo un proveedor de atención auditiva calificado puede diagnosticar qué es exactamente lo que está causando que una persona sea demasiado sensible a los sonidos, a través de pruebas especializadas. 

Si tiene pérdida auditiva con reclutamiento, se puede configurar un par de audífonos de alta calidad para comprimir los sonidos en el rango específico que tiende a molestarlo. Es poco probable que los modelos de gama baja y los amplificadores auditivos sean de mucha ayuda, ya que no tienen tantas bandas de compresión que se puedan ajustar, lo que resulta en una mala audición en general. 

Tenga en cuenta que el reclutamiento es algo que puede desarrollarse con el tiempo: puede comenzar a notar una sensibilidad al sonido inusual incluso después de usar audífonos, por ejemplo. En ese caso, es importante que le informe a su audiólogo que encuentra algunos sonidos realmente dolorosos, en comparación con años anteriores. 

Si realmente tiene problemas con el reclutamiento, lo mejor es buscar un audiólogo que se especialice en casos complejos. En algunos casos, las personas luchan con el reclutamiento en el mismo rango de volumen que los sonidos del habla, una situación que requiere atención experta. 

Si necesita un audiólogo…

Si ha vivido con pérdida auditiva y sensibilidad al sonido durante años, no espere más: la pérdida auditiva no tratada aumenta el riesgo de aislamiento social y está relacionada con la depresión y el deterioro cognitivo. Los audífonos pueden restaurar su calidad de vida de maneras que quizás ni siquiera se dé cuenta de que son posibles. Si está listo para obtener ayuda, recuerde que en Audiotechno estamos disponibles para usted a través del teléfono gratuito 900 505 652 o en cualquiera de nuestros centros distribuidos a lo largo de la Comunidad Valenciana, Madrid, Reus y Mondragón. 

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





    He leído y acepto la Política de privacidad