9647

Medicamentos que tienen pérdida de audición y tinnitus como efectos secundarios

Medicamentos que causan pérdida auditiva

Medicamentos que tienen pérdida de audición y tinnitus como efectos secundarios

Muchos medicamentos causan efectos secundarios, que incluyen pérdida de audición o tinnitus (zumbido en los oídos). De hecho, actualmente hay más de 200 medicamentos relacionados con la pérdida auditiva y los trastornos del equilibrio.

Medicamentos relacionados con la pérdida auditiva

La gravedad de la pérdida auditiva y el tinnitus pueden variar ampliamente, según el medicamento, la dosis y la duración del tratamiento. En general, el riesgo de ototoxicidad aumenta a medida que el fármaco se acumula en su cuerpo. La pérdida auditiva puede ser temporal o permanente.

A continuación, se muestran algunas de las clases de fármacos más conocidas que están relacionadas con la ototoxicidad. Si está tomando alguno de estos medicamentos y tiene problemas de audición o equilibrio, comuníquese de inmediato con su médico. No deje de tomar su medicamento sin la orientación de su médico.

Quinina, cloroquina e hidroxicloroquina 

La quinina se ha utilizado durante mucho tiempo como fármaco contra la malaria. Dos fármacos sintéticos que imitan su estructura, la cloroquina y la hidroxicloroquina, se utilizan de forma no autorizada para enfermedades autoinmunes como el lupus y los calambres nocturnos en las piernas.

Se sabe que todos estos medicamentos, y algunos otros, causan pérdida de audición temporal y tinnitus, generalmente después de un tratamiento a largo plazo. Aunque es raro, algunos pacientes que usan estos medicamentos han desarrollado pérdida de audición y tinnitus a los pocos días de comenzar el tratamiento. ¿Las buenas noticias? El impacto suele ser temporal y desaparece cuando una persona deja de tomar el medicamento. 

Antibióticos que incluyen aminoglucósidos

Los antibióticos son medicamentos que se usan específicamente para tratar infecciones bacterianas. Hay muchos tipos diferentes de antibióticos, pero una clasificación específica de antibióticos conocida como aminoglucósidos está relacionada con la pérdida de audición (uno de los aminoglucósidos de uso más común es la gentamicina). Estos se recetan principalmente para tratar infecciones graves como la meningitis cuando otros antibióticos no han funcionado. Los bebés recién nacidos tienen un riesgo especial de sufrir daños auditivos y deben someterse a pruebas de detección si reciben una dosis alta.

 

Estos medicamentos tienden a eliminarse lentamente de los fluidos internos y se han detraído en el líquido del oído interno meses después de la administración de la dosis final, según un folleto de la Academia de Doctores en Audiología. Esto significa que puede causar pérdida de audición mucho después de que se usó el medicamento, lo que se conoce como pérdida de audición de aparición tardía. También puede hacerlo más susceptible a la pérdida de audición inducida por ruido.

Medicamentos de quimioterapia

Algunos medicamentos contra el cáncer causan pérdida de audición. Por ejemplo, cisplatino, que es una quimioterapia a base de platino que se usa para tratar cánceres de vejiga, ovario y testículo que se han diseminado, así como algunas otras formas de cáncer.

Los efectos secundarios de la pérdida de audición de este medicamento incluyen tinnitus, vértigo y pérdida de audición temporal y permanente. Hasta la mitad de todos los pacientes que toman este medicamento experimentan ototoxicidad. Los investigadores están trabajando para encontrar alternativas, como este fármaco, que mostró resultados prometedores en estudios con animales. 

Analgésicos

Los analgésicos de venta libre, como la aspirina, el naproxeno y el acetaminofén, pueden causar pérdida de audición y tinnitus, pero generalmente solo después de un uso prolongado de dosis muy altas. Sin embargo, tenga en cuenta que el riesgo general es bajo si sigue las recomendaciones sobre la dosificación. El uso durante el embarazo también está relacionado con un mayor riesgo de pérdida auditiva congénita en los recién nacidos

Diuréticos

Los diuréticos se utilizan para reducir la cantidad de líquido en el cuerpo. Algunos ejemplos incluyen furosemina, ácido etacrínico y bemetanida, todos los cuales se conocen como «diuréticos inhibidores de bucle».

Los médicos recetan diuréticos para tratar una variedad de condiciones de salud, que incluyen edema, glaucoma e hipertensión arterial. A veces, estos medicamentos causan pérdida temporal de la audición y tinnitus, aunque las razones por las que no se comprenden bien. Los efectos tienden a ser más graves cuando el fármaco se administra por vía intravenosa y/o en combinación con otros fármacos ototóxicos.

Medicamentos para la diabetes

En este resumen de 75 medicamentos diferentes aprobados para el control de la diabetes, el autor señala que aproximadamente una cuarta parte de los medicamentos estaban relacionados con efectos auditivos, como la congestión del oído. 

La pérdida de audición inducida por fármacos es impredecible

El hecho de que necesite tomar uno de estos medicamentos no siempre significa que perderá el sentido del oído. Todos reaccionan de manera diferente a los medicamentos y los efectos secundarios pueden variar desde tinnitus temporal y pérdida auditiva hasta daño auditivo permanente. O, en algunos casos, podría significar que no hay pérdida de audición en absoluto.

Es mejor estar preparado con preguntas para su médico sobre problemas de audición. Si le recetan estos medicamentos, es porque tiene una condición de salud que lo requiere y su salud auditiva es una preocupación secundaria.

Si tiene síntomas de pérdida auditiva y sospecha que puede ser un efecto secundario de la medicación, comuníquese con su médico lo antes posible. Recuerde que en Audiotechno estamos disponibles para usted a través del teléfono gratuito 900 505 652 o en cualquiera de nuestros centros distribuidos a lo largo de la Comunidad Valenciana, Madrid, Reus y Mondragón y pide cita para revisar tu audición. 

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





    He leído y acepto la Política de privacidad