La contaminación acústica provoca pérdida de audición y afecta a la salud

contaminacion acustica y perdida auditiva

La contaminación acústica provoca pérdida de audición y afecta a la salud

Un niño que grita, la televisión a todo volumen en la sala de estar, una aspiradora, música alta que sale del dormitorio de los jóvenes… Una casa ajetreada puede ser una fuente de ruido constante. Una vez que sales, hay aún más contaminación acústica. 

La contaminación acústica a menudo se conoce como la “plaga invisible moderna” por una buena razón. ¡Puede ser invisible pero no inaudito! Nos afecta prácticamente en todos los lugares a los que vamos, día y noche. Y, además de conducir a la pérdida auditiva, afecta nuestra salud física y mental en más de un sentido.

 

Un peligro claro y presente

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es solo uno de los muchos grupos que hacen sonar una alarma sobre los peligros de la contaminación acústica. “El ruido excesivo”, advierte la OMS en su sitio web, “daña gravemente la salud humana e interfiere con las actividades diarias de las personas en la escuela, el trabajo, el hogar y durante el tiempo libre”.

¿Qué tan grande es este problema? Según la Asociación Estadounidense del Habla, el Lenguaje y la Audición (ASHA), se estima que 30 millones de estadounidenses están expuestos a niveles de ruido peligrosos de forma regular, un aumento de 10 millones con respecto a hace unos pocos años. Y, por supuesto, muchos millones más se ven afectados por la contaminación acústica en todo el mundo, por lo que es justo decir que el ruido ambiental es un problema mundial creciente.

Y “problema” es la palabra correcta para describir estos efectos sobre la salud y la audición de la contaminación acústica:

  • Pérdida de la audición.
  • Tinnitus, también conocido como zumbido en los oídos.
  • Trastornos del sueño.
  • Problemas cardiovasculares.
  • Dolor y fatiga.
  • Mal desempeño laboral y escolar.
  • Problemas del habla.
  • Respuestas hormonales (hormonas del estrés) y sus consecuencias sobre el metabolismo humano y la función del sistema inmunológico.

 

Reducir la contaminación acústica

Existe una conciencia pequeña pero creciente sobre la contaminación acústica y sus efectos en su salud y audición y, es por eso, que ya existen algunas organizaciones que se dedican a aumentar la seguridad y el silencio en nuestro ruidoso mundo. 

Pero mientras aumenta la conciencia a nivel global, hay pasos que puedes seguir para proteger tu audición y su salud en general contra la contaminación acústica nociva. Better Hearing Institute aconseja estas pautas:

  • Debes saber qué ruidos pueden causar daños (los de más de 80 decibeles), incluidos los motores a reacción, las cortadoras de césped, las motocicletas, las motosierras, las lanchas a motor y los estéreos personales. Si tienes que levantar la voz para gritar por encima del ruido y ser escuchado por alguien a un brazo de distancia, es probable que el ruido esté en este rango.  
  • Dado que la música alta es una fuente conocida de ruido tóxico, manten el volumen de tu equipo de música a un volumen cómodo y bajo y descansa con frecuencia para no escuchar.
  • Cuando estés en un trabajo ruidoso o en actividades recreativas, usa dispositivos de protección auditiva como tapones para los oídos u orejeras. Estos están obligados por ley a estar etiquetados con una clasificación de reducción de ruido que se basa en el rendimiento obtenido en condiciones ideales de laboratorio. 

Para obtener más información sobre los dispositivos de protección auditiva y para que te hagan una prueba de audición, pide cita en nuestro teléfono gratuito 900 505 652 o visítanos en uno de nuestros centros Audiotechno distribuidos a lo largo de la Comunidad Valenciana, Madrid, Reus y Mondragón.

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





He leído y acepto la Política de privacidad

Abrir chat