10 formas de proteger tus oídos y tu salud auditiva

formas de proteger tus oidos

10 formas de proteger tus oídos y tu salud auditiva

Tomar medidas para proteger tus oídos y un diagnóstico precoz, te ayudarán a mantener tu salud auditiva en óptimas condiciones. Y es que una vez se daña nuestra audición, esta desaparece de forma irreversible.

Hoy te dejamos diez consejos para cuidar tu salud auditiva de forma sencilla, en tus rutinas laborales o del día a día.

1. Usa tapones para los oídos si estás en un ambiente de ruidos fuertes

Aproximadamente un 15% de la población sufre pérdida auditiva relacionada con el entorno laboral o disfrute de ocio en un entorno ruidoso: trabajos en fábricas, obras, conciertos, partidos de fútbol…

Los tapones para los oídos son una solución fácil, efectiva y fáciles de obtener. Además, actualmente pueden hacerse a medida para sus oídos para que la adaptación sea total.

2. Baja el volumen de tus auriculares o altavoces

Según la Organización Mundial de la Salud, 1.100 millones de adolescentes y adultos jóvenes en todo el mundo corren el riesgo de pérdida auditiva inducida por el ruido debido al uso inseguro de dispositivos de audio.

Por ello te recomendamos que utilices “cascos” en vez de auriculares, ya que estos son más perjudiciales por encajar directamente al lado del tímpano y que sigas la regla del 60/60: no escuches música con cascos a más del 60% del volumen y no más de 60 minutos al día.

3. Dale un tiempo de descanso a tus oídos

Si el cuerpo y la mente necesitan descansar, ¿por qué no iban a necesitarlo tus oídos? 

Si has estado expuesto a fuertes ruidos durante un tiempo prolongado, tus oídos van a necesitar un tiempo para recuperarse. Si estás en un concierto, o ambiente ruidoso como un bar, intenta descansar 5 minutos cada cierto tiempo saliendo de la sala, para que tus oídos puedan recuperarse. 

4. No utilices bastoncillos/hisopos de algodón para limpiar tus oídos.

Seguro que has utilizado bastoncillos de algodón para limpiarte los oídos más de una vez. ¡Error! Tener cera en los oídos es habitual y necesario. Las orejas son órganos que podemos denominar “autolimpiantes”, puesto que la cera evita que el polvo y otras partículas entren en el canal auditivo protegiendo así el tímpano.

De todas formas, si tienes un exceso de cera, puedes limpiar con una toalla húmeda el entorno del canal o utilizar una solución específica para ayudar a suavizar la cera y que esta fluya por si sola. 

¿La mejor solución? Siempre la que te ofrezca un profesional.

5. Sigue las instrucciones de tu médico para la ingesta de medicamentos

Poco se habla de esto, pero existen algunos medicamentos como antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, naproxeno, ibuprofeno…) que pueden contribuir a la pérdida auditiva. Es por ello que resulta fundamental hablar con tu médico, si te preocupa que los medicamentos que tomas habitualmente puedan afectar a tu capacidad auditiva. 

6. Mantén tus oídos secos

El verano está a la vuelta de la esquina y con ello, las temidas infecciones relacionadas con la natación. El exceso de humedad facilita que las bacterias entren en el canal auditivo y lo ataquen. Por eso es importante que seques suavemente las orejas con una toalla después de tu sesión de piscina y, si sientes que tienes agua dentro del oído, inclina la cabeza hacia los lados para facilitar que el agua salga hacia el exterior.

Además, no olvides que puedes utilizar tapones protectores de piscina, ¡hechos a medida!

7. ¡Haz ejercicio! 

¿Sabías que el ejercicio es bueno para tus oídos? Caminar, correr o ir en bicicleta son ejercicios cardiovasculares que hacen que la sangre bombee hacia todas las partes del cuerpo, ayudando así a mantener saludable todas las partes del mismo, incluidos tus oídos.

8. Controla tu estrés

El estrés y la ansiedad se han relacionado tanto con el tinnitus temporal como con el permanente. Y es que los altos niveles de estrés provocan que el cuerpo genere una reacción instintiva que lo llenan de adrenalina, para ayudarlo a “huir del peligro”. Este proceso causa una presión muy fuerte sobre los nervios y el flujo sanguíneo, perjudicando directamente a nuestra salud auditiva.

9. Evita los golpes 

Quizás esta recomendación te parece demasiado evidente, pero hay prácticas como los deportes de contacto que pueden provocar traumatismos en la zona del oído y ocasionar problemas; así como las caídas que sufrimos practicando deporte como, por ejemplo, el ciclismo.

10. Revisa tu audición con regularidad

¡El último, pero no menos importante de los consejos! Debido a que la pérdida auditiva se desarrolla gradualmente, te recomendamos revisiones auditivas anuales. De esta manera, es más probable que reconozcas los signos de pérdida auditiva y tomes medidas para cuidar de ella.

Solicita cita en uno de nuestros centros y nos aseguraremos de que tienes una buena salud auditiva. Contacta con nosotros a través del 900 505 652 y pide cita con nuestro equipo de expertos audioprotesistas, o visítanos en uno de nuestros centros Audiotechno distribuidos a lo largo de la Comunidad Valenciana, Madrid, Reus y Mondragón.

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





He leído y acepto la Política de privacidad

Abrir chat