Chocolate, vino y pérdida auditiva

Chocolate, vino y pérdida auditiva

Chocolate, vino y pérdida auditiva

Ambos se consideran una gran tentación, ¿pero sabemos cómo afectan a nuestra salud auditiva?

 

Adelante, sírvete un vaso

Los aficionados al vino de todo el mundo estarán felices de saber que consumir una copa diaria de vino tinto puede proteger su salud auditiva, especialmente la pérdida de audición relacionada con el ruido excesivo. El ingrediente mágico es el resveratrol, un antioxidante que se encuentra en la piel de las uvas rojas y que los investigadores creen que puede reducir el colesterol y la inflamación.

 

Cuando los investigadores del Hospital Henry Ford en Detroit administraron resveratrol a ratas de laboratorio sanas antes de someterlas a ruidos fuertes durante un período prolongado de tiempo, descubrieron que la audición de las ratas se recuperaba más rápidamente y eran menos propensas a desarrollar pérdida auditiva inducida por ruido. (NIHL). El estudio, reveló que el resveratrol disminuye la expresión corporal de la proteína COX-2, un nutriente que juega un papel clave en la inflamación.

 

Sin embargo, mientras que una copa o dos de vino tinto pueden proteger contra el tipo de inflamación que causa NIHL, beber en exceso deposita niveles tóxicos de alcohol en el torrente sanguíneo que pueden dañar permanentemente su audición. Entonces, aunque la mecánica del oído funciona bien, el alcohol daña la capacidad del cerebro para interpretar las señales auditivas que recibe.

 

Déjalos comer chocolate (negro)

Bueno, seamos claros. No es el chocolate lo que protege la salud auditiva tanto como es uno de los minerales que contiene. El chocolate negro, en particular, contiene zinc, que es conocido por estimular el sistema inmunológico y proteger contra las infecciones que afectan al oído.

El zinc también puede ayudar en la recuperación de la audición para quienes experimentan una pérdida auditiva neurosensorial repentina (SSNHL), una condición que inexplicablemente afecta a una parte muy pequeña de la población cada año. La recuperación de la audición ocurre hasta en el 65 por ciento de los casos de SSNHL; sin embargo, un estudio de 2013 encontró que el zinc mejoraba significativamente la tasa de recuperación cuando se combinaba con el tratamiento con esteroides prescrito. Los investigadores sospechan que las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del zinc ayudan a reducir el estrés oxidativo de la cóclea. 

 

Inflamación y salud auditiva

Toda esta charla sobre la inflamación puede hacer que te preguntes qué tiene que ver con tu salud auditiva. La respuesta está en el oído interno, donde tiene lugar el procesamiento del sonido. La buena circulación es importante para la salud de las células ciliadas sensoriales que son responsables de traducir el ruido recolectado por el oído externo en impulsos eléctricos para que el cerebro los interprete como un sonido reconocible. La inflamación, como la que se produce durante una infección de oído, puede inhibir la circulación en los vasos sanguíneos que alimentan estos estereocilios y causarles un daño irreparable.

 

A diferencia de otros mamíferos, los estereocilios humanos no se regeneran. Una vez que mueren o se dañan, su sentido del oído se ve afectado permanentemente. Los hábitos saludables de alimentación y ejercicio, combinados con la reducción de la exposición al ruido ambiental y laboral excesivo, pueden ayudar a preservar la agudeza auditiva en la vejez.

 

La moderación es clave

Si bien los estudios apuntan a los beneficios de agregar cantidades moderadas de chocolate amargo y vino tinto a su dieta, no hay sustituto para que tu salud auditiva sea evaluada anualmente por un profesional de la salud auditiva calificado. Nosotros estamos disponibles para ti en nuestro teléfono gratuito 900 505 652 o en cualquiera de nuestros centros auditivos distribuidos a lo largo de la Comunidad Valenciana, Madrid, Reus y Mondragón.

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





He leído y acepto la Política de privacidad

Abrir chat