9945

Castillo de fuego, conciertos al aire libre, motocicletas… Protagonistas de los sonidos más prejudiciales del verano

sonidos perjudiciales del verano

Castillo de fuego, conciertos al aire libre, motocicletas… Protagonistas de los sonidos más prejudiciales del verano

¡Coja los tapones para los oídos y manténgase a salvo esta temporada!

Conciertos al aire libre

Uno pensaría que los conciertos al aire libre no serían tan dañinos como los conciertos en interiores, pero eso es incorrecto: a diferencia de los conciertos en interiores donde el sonido se absorbe, un lugar al aire libre hace que el sonido se disperse, lo que hace que los técnicos de sonido de la banda suban la música aún más fuerte. 

El volumen se mide en decibelios. Los niveles de sonido de los conciertos a menudo superan los 100 dB, muy por encima del límite recomendado de 85 dB, que se considera potencialmente dañino para la audición. Es por ello que le recomendamos que, además de elegir asientos en el jardín y sentarse lejos de los altavoces, compre un par de tapones para los oídos desechables antes del concierto.

Motocicletas, lanchas rápidas y descapotables

Al contrario de lo que puedas pensar, no es el ruido del motor sino el del viento lo que puede causar estragos en tu oído. Conducir una motocicleta a 65 millas por hora, puede producir niveles de ruido del viento superiores a 103 dB. Y si el nivel de sonido supera los 115 dB, solo 15 minutos de exposición pueden provocar daños auditivos permanentes. Al navegar, bastará con un simple par de tapones para los oídos desechables. 

Y no hay nada mejor que bajar la capota y sacar el descapotable a dar una vuelta el primer día soleado de la temporada. Pero el viento, el rugido del motor y el ruido de otros vehículos pueden poner freno a su manejo cuando experimenta tinnitus u otros síntomas de daño auditivo. Si bien no está permitido usar tapones para los oídos mientras conduce, trate de subir las ventanillas para reducir parte del ruido y no viaje largas distancias con la capota bajada.

Fuegos artificiales

La mayoría de los fuegos artificiales tienen un sonido de más de 125 dB, que es lo suficientemente alto como para dañar la audición. Además de usar tapones para los oídos, proteja también la audición de su hijo. Los niveles de ruido de los espectáculos de fuegos artificiales los hacen inseguros para los bebés y los niños pequeños, pero si debe llevarlos a un espectáculo, cubra sus oídos con auriculares rellenos de espuma livianos y económicos. Los tapones para los oídos son mejores para los niños mayores. Si usted o un ser querido insiste en comprar fuegos artificiales para el hogar, tenga mucho cuidado, ya que no solo son malos para su audición, sino que también son responsables de innumerables visitas a la sala de emergencias cada año. 

En nuestros centros Audiotechno puede encontrar una gran variedad de sistemas de protección para sus oídos y los de sus seres queridos. Le recordamos que estamos disponibles para usted a través del teléfono gratuito 900 505 652 o en cualquiera de nuestros centros distribuidos a lo largo de la Comunidad Valenciana, Madrid, Reus y Mondragón. 

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





    He leído y acepto la Política de privacidad