Residencias de mayores y audífonos: todo lo que necesitas saber

residencias ancianos cuidados sordos

Residencias de mayores y audífonos: todo lo que necesitas saber

“El personal del hogar de ancianos puede ser su aliado para asegurarse de que el cuidado de la audición sea una prioridad”.

Tener un ser querido en una residencia de mayores conlleva una gran variedad de preocupaciones como, por ejemplo, si atienden sus necesidades, si come bien o si está tranquilo. Queremos la mejor atención y calidad de vida para nuestros seres queridos pero, desafortunadamente, las necesidades urgentes como la higiene y la atención médica significan que el cuidado de la audición no se trata como una preocupación apremiante y, a menudo, se deja de lado. Estar en un hogar de ancianos no es una transición fácil para nadie pero, si a eso añades la pérdida de audición, se incrementa la sensación de frustración, miedo y aislamiento.

 

La atención auditiva a menudo se pasa por alto en los hogares de ancianos

Estudios demuestran que entre el 70 y el 90 por ciento de las personas que reciben atención a largo plazo tienen pérdida auditiva pero, que el personal desconoce la mayoría de la misma. Una de estas investigaciones realizada a 279 residentes de hogares de ancianos, reveló que solo 30 de los 279 residentes se sometieron a pruebas de detección de pérdida auditiva en el último año. Aún más sorprendente es que, el 81 por ciento de ellos, nunca había recibido ningún tipo de atención auditiva. 

Incluso si un residente tiene audífonos, a veces la cantidad de esfuerzo que se necesita para mantenerlos y usarlos en un hogar de ancianos parece insuperable, lo que en sí mismo lleva a una falta de uso. Algunas de las razones dadas para no usar audífonos en las residencias de mayores son:

  • Mal encajado.
  • Doloroso de llevar.
  • Difícil de usar.
  • No funciona correctamente.
  • No se ofreció ayuda cuando fue necesario.

 

La pérdida auditiva no tratada empeora la calidad de vida

A medida que envejecemos, casi todos desarrollaremos presbiacusia o pérdida auditiva relacionada con la edad. Poder escuchar lo que sucede a nuestro alrededor es vital para la calidad de vida, especialmente para las personas que viven en hogares asistidos o de ancianos. En particular, las personas con pérdida auditiva, además del deterioro cognitivo, es probable que experimenten aún más dificultades en un entorno de atención a largo plazo. 

Afortunadamente, hay algunas cosas que puede hacer para asegurarse de que tu ser querido reciba la atención adecuada cuando se trata de su audición. Piensa en ello como un esfuerzo de equipo: desarrollar una relación positiva con el personal y mantener abiertas las líneas de comunicación puede ser muy útil. Además, familiarizarse con las políticas de la residencia con respecto a los audífonos y el cuidado de la audición puede ayudar a asegurar que todos estén en la misma dirección cuando se trata de asuntos de audición.

 

Consejos para el cuidado de audífonos en el hogar de ancianos

 

1.- Etiquetar los audífonos

La pérdida de audífonos es difícil y costosa de reemplazar. Es por ello que recomendamos escribir el nombre del residente en los audífonos con un marcador permanente, para que puedan devolverse fácilmente a su propietario. También puedes personalizar el color de las carcasas (según la marca y el modelo), para que sean reconocibles para todos.

 

2.- Establecer almacenamiento nocturno

Para los audífonos que vienen con baterías desechables, una pequeña caja como la que acompaña a los audífonos en el momento de la compra, es un espacio de almacenamiento práctico y seguro para almacenar audífonos durante la noche y permite que se puedan ubicar fácilmente en la mañana. Los audífonos recargables deben acoplarse todas las noches al dispositivo de carga. 

 

3.- Considere una cuerda y un clip

Un sistema de cable y clip que se engancha a los audífonos en un extremo y se engancha a la ropa del residente en el otro, puede evitar que los audífonos se caigan al suelo y sean pisados. 

 

4.- No olvides el mantenimiento

Lo ideal sería que el personal de la residencia se encargara de las necesidades de audífonos de cada usuario, asegurando que los audífonos se limpien, funcionen correctamente y se usen realmente. Desafortunadamente, la falta de tiempo y otras demandas al personal, los audífonos de su ser pueden ser de baja prioridad. En este caso, es responsabilidad de los miembros de la familia manejar el mantenimiento de los audífonos. Limpia los dispositivos con un cepillo de dientes suave de forma regular para eliminar los desechos, y si las baterías son desechables, verifícalas semanalmente para ver si deben cambiarse.

 

¡Y recuerda! Lo más importante que puedes hacer por tu ser querido en un hogar de ancianos es convertirte en un defensor de su atención en su totalidad, y eso incluye el cuidado de la audición para la pérdida de audición relacionada con la edad. 

Y si necesitas ayuda sobre temas de mantenimiento y/o salud auditiva, nuestro equipo te atenderá encantado a través de nuestro teléfono gratuito 900 505 652 o en cualquiera de nuestros centros Audiotechno distribuidos a lo largo de la Comunidad Valenciana, Madrid, Reus y Mondragón.

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





He leído y acepto la Política de privacidad

Abrir chat