Estas cinco pautas relacionan la pérdida de audición con el aislamiento y la demencia

Estas cinco pautas relacionan la pérdida de audición con el aislamiento y la demencia

descarga

Muchas personas mayores son propensas al aislamiento social, un factor de riesgo para el deterioro cognitivo y la demencia. En el caso de este colectivo social, la pérdida de audición conduce al deterioro y a la demencia. Partiendo de esta base, hoy te ofrecemos cinco pautas que relacionan directamente la pérdida de audición con el aislamiento social y otras enfermedades mentales. Entre ellas la #demencia.

1.- En determinadas edades, resulta fundamental tratar estos problemas pues, al igual que sucede con los problemas de visión la disminución de la audición lleva a una menor estimulación cerebral, otro factor de riesgo en el emprobrecimiento de las actividades del pensamiento, a la vez que un foco de aislamiento social, cuadros de depresión, estrés continuo, etc.

2.- El porcentaje de riesgo de generar depresión en las personas que no usan ayudas auditivas es un 50% más alto que quienes utilizan audífonos, según los resultados de la investigación realizada por el Consejo Nacional sobre Envejecimiento, en la que se incluyó a 2.304 pacientes.

3.- Tal y como asegura David Myers, profesor de psicología del Hope College de Michigan, la ira, la frustración y la ansiedad, son más comunes cuando las personas descubren que tienen dificultades de audición. En la misma línea, alentarnos a buscar ayuda y usar audífonos, puede ayudar a conseguir una mejor salud emocional y cognitiva.

4.- El 9% de las personas mayores con pérdida de audición, califican su salud mental como mala. Esto demuestra una reciente encuesta elaborada por Beltone. La pérdida auditiva sin tratar conduce a la depresión, pues uno de los factores primordiales que ocasionan esta enfermedad es la falta de comunicación y concentración en situaciones del entorno.37-788

5.- Existe una relación directa entre la pérdida de audición y el sentimiento de soledad, malestar, agobio, inquietud,, depresión, desazón, preocupación y somatización. Esto es: cuadros físicos externos como el dolor y la fatiga. Hoy día no existe duda alguna en la relación entre pérdida de audición y problemas de salud.

Frente a problemas que terminan agravando un estado de salud con malas consecuencias para las relaciones personales y la salud mental, es de obligado cumplimiento visitar a un profesional que pueda asesorar sobre donde comprar audífonos de calidad

 

 

Sin comentarios

Escribe un comentario