Diabetes y pérdida de audición

Diabetes y pérdida de audición

La Diabetes es una enfermedad crónica que causa niveles elevados de azúcar en la sangre. La prevalencia de la diabetes se ha duplicado en España durante los últimos 20 años.

Hoy día los estudios muestran que la pérdida de audición es más probable que ocurra entre personas con diabetes. De hecho, los estudios sugieren que si tiene diabetes, tiene el doble de probabilidades de desarrollar #PérdidaDeAudición que alguien que tiene niveles normales de azúcar en la sangre. Hay varios mecanismos diferentes por los cuales la diabetes puede contribuir a la pérdida auditiva. Los niveles altos de lípidos en la sangre pueden afectar negativamente los vasos sanguíneos. Los cambios en el flujo sanguíneo debido a los altos niveles de lípidos y glucosa en la sangre (a veces denominado trastorno de microcirculación) pueden afectar la cóclea, una estructura en el oído interno que es necesaria para la audición.

También es posible que los niveles elevados de lípidos en la sangre conduzcan a depósitos de lípidos en las diminutas células ciliadas de la cóclea. Los estudios en ratas han demostrado que otras estructuras del oído interno pueden dañarse en la diabetes mellitus, daños que pueden verse agravados con una exposición al ruido.

La investigación también ha demostrado que los individuos con otras complicaciones de la diabetes, como las enfermedades cardiovasculares, la neuropatía periférica o la encefalopatía, o más probabilidades de experimentar pérdida de audición que los individuos que no tienen complicaciones de su diabetes.

Algunos estudios sugieren que si tiene diabetes (especialmente diabetes tipo 2) Los síntomas de la pérdida de audición pueden aparecer tan gradualmente que es posible que ni siquiera los note hasta que alguien cercano a usted los señale. Si tiene diabetes, es posible que necesite que le revisen la audición con más frecuencia. Hágale saber a su proveedor de atención médica que le preocupa la diabetes y la pérdida de audición para asegurarse de que esté en su radar

Prevención

El paso más importante que puede tomar para prevenir cualquier complicación de la diabetes, incluida la #PérdidaDeAudición, es controlar los niveles de azúcar en la sangre. La dieta, el ejercicio y los medicamentos apropiados juegan un papel importante para mantener su glucosa en la sangre dentro del rango normal.  Tomar otros pasos para proteger su audición, como evitar la exposición a ruidos fuertes, también ayudará a proteger sus oídos. Aquí hay algunos consejos para prevenir la pérdida de audición:

  • Use tapones para los oídos cuando opere equipo ruidoso, como un cortacésped u otra maquinaria.
  • No escuche auriculares o música de gran volumen durante períodos prolongados de tiempo
  • Algunos medicamentos, como las altas dosis de aspirina, pueden dañar su audición
  • Aprenda a mantener niveles adecuados de cerumen, nunca inserte objetos en sus oídos, como hisopos de algodón o pasadores, en un esfuerzo por remover el cerumen.

Tratamiento

Como se mencionó anteriormente, el control de su diabetes es necesario para obtener los mejores resultados, no solo en lo que respecta a la pérdida auditiva, sino también a una salud y bienestar completos. Deberá trabajar con su médico y #audiólogo para encontrar las mejores opciones de tratamiento para su pérdida de audición. Contamos con dos opciones comunes para mejorar la audición y con ello, la calidad de vida.

  • Los #Audífonos pueden incluir opciones para detrás de la oreja, en el oído, y audífonos que encajan discretamente dentro del canal auditivo
  • Los implantes cocleares reservan para casos muy graves de pérdida de audición
Sin comentarios

Escribe un comentario