¿Cuánto duran los audífonos?

cuanto duran los audifonos

¿Cuánto duran los audífonos?

Cuando te decides a comprar tu primer audífono, debes valorar cuánto tiempo va a durarte. La mayoría de los audífonos modernos de alta calidad tienen una esperanza de vida de hasta siete años. Sin embargo, hay que tener en cuenta que dos personas pueden comprar exactamente el mismo audífono y hacer que duren cantidades de tiempo muy diferentes. Este es el por qué:

 

Factores que afectan la duración de los audífonos

Hay al menos nueve factores que afectan la vida útil promedio de un audífono:

  • Materiales utilizados para fabricar audífonos.
  • Frecuencia de limpieza.
  • Dónde se usan audífonos.
  • Cómo se almacenan los audífonos.
  • Estilo de audífono.
  • La fisiología del cuerpo de una persona.
  • Frecuencia de mantenimiento.
  • Avances tecnológicos.
  • Necesidades auditivas únicas.

 

  1. Materiales utilizados para fabricar audífonos

Aunque están diseñados para ser duraderos, los audífonos están hechos de plástico, metal, silicona, polímeros y otros materiales que pueden estar sujetos a cierto grado de degradación estructural con el tiempo. La mayoría de los audífonos que se venden hoy en día tienen una nanocapa protectora para resistir el agua, el polvo y la humedad, pero aun así debes tratarlos con cuidado para protegerlos de golpes e impactos. 

 

  1. Frecuencia de limpieza

La mayoría de la gente nunca soñaría con pasar meses sin lavarse el pelo, la cara o el cuerpo. Sin embargo, olvidan que sus audífonos están expuestos al mismo ambiente: humedad, polvo, grasa y sudor de la piel, temperaturas extremas y luz solar. Todo esto se suma a la cera que genera su canal auditivo en su proceso de limpieza natural. A algunos usuarios solo les hacen una limpieza profesional de sus audífonos dos veces al año aproximadamente. Esto afecta negativamente a los audífonos y puede reducir significativamente su esperanza de vida. Para aumentar la esperanza de vida de tus audífonos, límpialos a diario según las indicaciones de tu audioprotesista y haz que los limpien profesionalmente en la clínica auditiva cada tres o cuatro meses.

 

  1. Dónde se usan audífonos

Los audífonos que se encuentran constantemente en ambientes húmedos o polvorientos a menudo tienen más problemas de rendimiento que otros audífonos. Si te preocupan los entornos en los que usas sus audífonos, consulta a tu audioprotesista para obtener ideas sobre las medidas de protección. Es posible que debas usar fundas protectoras o programar limpiezas profesionales más frecuentes para prolongar la vida útil de tus audífonos.

 

  1. Cómo se almacenan los audífonos

La forma en que se almacenan los audífonos cuando no los usas también puede ser un factor en la esperanza de vida de los mismos. Para los audífonos con pilas desechables, guardarlos con el portapilas abierto los mantendrá más seguros. Un estuche con un deshumidificador también los mantendrá más secos, lo que también ayudará a que duren más. Pregúntale a tu audioprotesista qué tipo de estuche de almacenamiento u opciones de deshumidificador funcionarían mejor para tus audífonos. 

En el caso de los audífonos recargables, las baterías de litio duran entre cuatro y cinco años. Al igual que con los teléfonos inteligentes, la vida útil de la batería se acorta cuanto más tiempo posee el dispositivo. Si notas que la batería se agota más rápido de lo habitual, hable con tu audioprotesista sobre si las baterías recargables nuevas te ayudarán o si debes adquirir dispositivos nuevos. 

 

  1. Estilo de audífonos

La sabiduría convencional en la industria de los audífonos es que los estilos retroauriculares (BTE) tienden a tener una vida útil más larga que los estilos internos (ITE). La razón detrás de este pensamiento es que más componentes electrónicos se sientan en el ambiente húmedo del canal auditivo con estilos ITE. Sin embargo, los recientes avances técnicos en nano-revestimientos en componentes internos y externos pronto pueden hacer que esta diferencia de durabilidad sea cosa del pasado.

 

  1. La fisiología de tu cuerpo

Algunas químicas corporales son más duras para los componentes de plástico y metal de los audífonos y tienden a decolorar o degradar las partes mucho más rápido que otras. Algunas personas tienen la piel muy grasa, producen mucha cera o sudan mucho. Todos estos factores también pueden afectar la vida de los audífonos. No puedes controlar estas cosas, por supuesto, pero si tienes alguno de estos problemas, debes comentarlo con tu profesional de la audición cuando elijas tus audífonos.

 

  1. Frecuencia de mantenimiento

La mayoría de los audífonos tienen algunas piezas que se pueden reemplazar fácilmente, como protectores anticerumen, tubos para moldes y puntas de silicona para auriculares. Estas piezas se reemplazan regularmente durante las visitas de mantenimiento de rutina con tu audioprotesista. En cambio, hay otras partes que generalmente se pueden reemplazar o reparar en la clínica si se dañan o no funcionan, como las puertas de las pilas, los moldes, los altavoces externos y las cubiertas de los micrófonos. Este tipo de actividades de mantenimiento son muy importantes para que sus audífonos duren el mayor tiempo posible.

 

  1. Avances tecnológicos

La obsolescencia puede convertirse en un problema para los audífonos muy antiguos. Después de varios años (generalmente entre cinco y 10), los fabricantes de audífonos pueden dejar de fabricar piezas de repuesto para un audífono en particular, lo que puede dificultar o imposibilitar la reparación de audífonos viejos. El software utilizado para programar los audífonos también cambia con el tiempo y eventualmente se vuelve obsoleto. Esto a menudo dificulta la reprogramación de audífonos muy antiguos. La tecnología de los audífonos más avanzados disponibles hace seis o siete años se consideraría básica en la actualidad. Si bien algunas personas se contentan con quedarse con lo que tienen si aún les funciona, muchas personas que compran audífonos se encuentran deseando beneficiarse de la nueva tecnología que estará disponible dentro de cuatro o cinco años.

 

  1. Necesidades cambiantes

Todo lo descrito hasta este punto se centra en las propias ayudas auditivas. Las necesidades cambiantes del usuario también pueden afectar la duración de los audífonos. A veces, después de varios años, la pérdida auditiva de una persona puede progresar hasta el punto en que un audífono más potente le conviene más. El estilo de vida de una persona puede cambiar y requerir un audífono con más o menos funciones. En los casos en los que se reemplaza un audífono mientras aún está en funcionamiento, tu audioprotesista puede ayudarte a donar los audífonos usados a una causa digna.

 

Si después de leer estas orientaciones necesitas más ayuda, recuerda que estamos disponibles para ti a través de nuestro teléfono gratuito 900 505 652 o visítanos en uno de nuestros centros Audiotechno distribuidos a lo largo de la Comunidad Valenciana, Madrid, Reus y Mondragón.

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





He leído y acepto la Política de privacidad

Abrir chat