Sencillos consejos para mantener tus audífonos limpios y en óptimas condiciones

como mantener limpio el audifono

Sencillos consejos para mantener tus audífonos limpios y en óptimas condiciones

Los utilizas a diario para lograr una calidad auditiva que te facilite tu día a día. En raros casos no funcionan correctamente y esto implica desprenderte de ellos unos cuantos días hasta que se resuelve la reparación. A través de un mantenimiento preventivo y una atención adecuada, puede extender la vida útil de sus dispositivos y reducir la posibilidad de que funcionen mal.

Aquí hay algunos consejos útiles que asegurarán que aproveche al máximo sus dispositivos.

Consejos para tener limpios los audífonos

1. Manéjalos con cuidado

Aunque los dispositivos auditivos son mucho más duraderos de lo que solían ser, aún deben manejarse con cuidado. Sostenlos con firmeza y de manera segura para evitar que se caigan, sobre todo a la hora de cambiar las baterías o limpiarlos. 

Cuando no estén en uso, guárdelos en un lugar seguro lejos del alcance de los niños y los animales. 

2. Cambia las pilas con frecuencia

Las pilas de los audífonos pueden dañar sus dispositivos si se dejan puestas durante mucho tiempo, ya que la humedad atrapada puede hacer que las baterías se corroan y los dañen. Recuerda abrir la tapa de la batería cuando no los utilices y, si por algún motivo no vas a utilizarlos durante un par de días, te recomendamos que las quites hasta que los vuelvas a usar.

Además, al cambiar las baterías, recuerda limpiar los contactos suavemente con un bastoncillo de algodón seco, ya que si los contactos están sucios, puede crear una conexión deficiente y un rendimiento inferior.

3. Evita la humedad y guárdalos en un lugar seco

Los audífonos contienen tecnología y circuitos muy sofisticados dentro de una pequeña carcasa. Cuando se exponen a la humedad, esta puede causarle daños graves. Aunque los audífonos ahora se están fabricando para que sean resistentes al agua, se recomienda que, al entrar en contacto con el agua, se sequen inmediatamente con una toalla. ¡Nunca intentes secarlos con un secador de pelo u otro dispositivo calentado! El calor también puede estropearlos. 

Ten en cuenta que si vives en una zona húmeda, deberías almacenar tus dispositivos en un deshumidificador de audífonos especializado.

4. Mantenlos libres de cerumen

El cerumen es una de las principales causas de disminución del rendimiento en audífonos. Desafortunadamente, es imposible evitar que sus dispositivos entren en contacto con él, por eso es importante tomarse el tiempo y limpiarlos con frecuencia.

Cada día, después de usar sus audífonos, coge un hisopo de algodón seco o un cepillo de dientes suave y retire suavemente cualquier cerumen o suciedad que pueda haber en el dispositivo. ¡Recuerda limpiar tanto el receptor como el micrófono!

5. Cambia con regularidad el filtro de cera

Además de eliminar el cerumen de su dispositivo, periódicamente deberás reemplazar el filtro o el protector de cera, cuando detectes que existe una acumulación en el mismo. El filtro evita que la cera llegue a los componentes internos del audífono y los dañe. 

Es importante saber que no todos los dispositivos usan los mismos filtros, por lo que es importante prestar atención a la hora de adquirirlos. 

 

Sigue estos consejos y alargarás la vida de tus audífonos. Pero si necesitas ayuda, con nosotros a través del 900 505 652 y nuestro equipo de expertos de dará la mejor solución a tus problemas con tus audífonos.

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





He leído y acepto la Política de privacidad

Abrir chat