Cómo disfrutar de un concierto si tienes problemas auditivos

disfrutar concierto problemas auditivos

Cómo disfrutar de un concierto si tienes problemas auditivos

Disfruta de la experiencia protegiendo tus oídos, incluso si usas audífonos

¿Quién dice que tienes que ser joven para disfrutar del rock and roll? Hasta hace poco, Los Who o Paul McCartney estuvieron de gira. Billy Joel frecuenta el Madison Square Garden en Nueva York, y los Rolling Stones también estuvieron de gira el año pasado. Pero si eres un hijo del Baby Boom (de 55 años en adelante), en ocasiones escuchar los instrumentos y las voces con claridad y a un nivel cómodo, puede resultar ser un desafío en los shows en vivo. Esto se debe a que aproximadamente 1 de cada 3 personas entre 65 y 74 años y casi la mitad de las personas mayores de 75 años tienen pérdida auditiva. 

Por otro lado, algunos espectáculos en vivo pueden ser muy ruidosos, lo que representa un riesgo para las personas con y sin pérdida auditiva sobre todo si no se toman precauciones adecuadas, ya que el ruido de más de 85 decibelios durante un período prolongado puede comenzar a dañar tu audición. Por ejemplo, las cortadoras de césped, con un sonido promedio de 80 a 85 dB, pueden dañar la audición después de 2 horas de exposición. Y los conciertos de rock suelen estar entre 95 y 115 dB. 

Los problemas de audición resultantes, que a menudo incluyen tinnitus o zumbidos en los oídos, pueden durar más tiempo del esperado. Una posible razón: la exposición a ruidos fuertes como los conciertos de rock, especialmente a lo largo de los años, puede matar las células ciliadas conductoras de sonido del oído interno, causando una pérdida auditiva permanente.

Pero todo esto no significa que tengas que dejar de disfrutar de ese concierto de Sting que tanto ansías o renunciar a tu pase de temporada para la ópera, ya que, si tomas precauciones, puedes disfrutar de la música en vivo tanto como solías hacerlo. Te explicamos cómo puedes hacerlo.

Lleva protección para tus oídos

La forma más efectiva de proteger su audición es usar tapones para los oídos. Un estudio de 2016 realizado sobre 51 asistentes a un concierto, publicado en JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, afirmó que solo el 8 por ciento de los que usaban tapones para los oídos con una tasa de reducción de ruido de 18 decibelios, experimentaron pérdida auditiva en comparación con el 42 por ciento de los que no los usaron. Y solo el 12 por ciento de los usuarios de tapones para los oídos experimentaron tinnitus en comparación con el 40 por ciento de los no usuarios después del concierto de 2 horas.

Pero los tapones para los oídos rudimentarios pueden hacer que la música suene extraña, según los expertos. Una buena opción son los llamados tapones auditivos para músicos, diseñados para disminuir el sonido por igual en todos los tonos. 

Si además vas con menores al concierto, asegúrate de tener protección auditiva para ellos. Los niños son especialmente propensos a sufrir daños auditivos debido a los ruidos fuertes porque sus canales auditivos son pequeños. Las orejeras protectoras son una buena opción para bebés y niños pequeños porque es difícil encontrar tapones para los oídos que se ajusten a ellas.

Elige tus asientos con cuidado

Este es uno de los motivos por los que optar en sentarse en las últimas filas. Y es que es recomendable mantenerse al menos a 500 pies de emisores de ruido, como altavoces y amplificadores de sonido. Por otro lado, los espacios al aire libre tienden a ser más amables con los oídos ya que el sonido no está atrapado en un espacio cerrado, como lo es en un lugar cerrado. 

Toma descansos del ruido

Incluso si estás a una distancia segura de los altavoces y usas protección para los oídos, es una buena idea tomarse un respiro durante el concierto, ya que un minuto o dos pausas durante el mismo le darán a tus oídos un descanso que ayudará a evitar los daños auditivos.

Puedes considerar también usar una aplicación de medidor de nivel de sonido (existen muchas aplicaciones para smartphones), ya que te permite verificar los niveles de volumen en los conciertos (y en otros lugares), para que puedas planificar el tiempo de exposición. 

Y si usas audífonos…

Si padeces pérdida auditiva, puede preguntar si debes llevar tus audífonos a un concierto o no. Tu audiólogo te enseñará cómo ajustar el control de volumen de tus audífonos durante un concierto en vivo y/o deshabilitar otras funciones como la cancelación de comentarios o la reducción de ruido. 

También es útil preguntar con anticipación si el lugar tiene un bucle auditivo, un especial sistema de sonido para personas con audífonos. El bucle emite una señal inalámbrica que puede ser captada por su audífono cuando está configurado para telebobina. Esto permite que el sonido fluya directamente a tu audífono, elimina la mayoría del ruido de fondo y mejora significativamente su comprensión del habla y la música. 

Otras opciones incluyen sistemas infrarrojos y sistemas FM que usan señales de radio para transmitir sonido amplificado de hasta 300 pies a un receptor.

¡Listo para disfrutar del espectáculo!

JOSE SILLA SORIA



¿Te llamamos?
close slider





He leído y acepto la Política de privacidad

Abrir chat