Cinco iniciativas públicas para evitar la pérdida de audición

perdida-de-audicion-870x435

Recientemente ocho organizaciones, entre ellas –Heatlh First Europe – conformaron la Coalición Europea para la Pérdida de Audición y la Discapacidad Auditiva (The European Coalition of Hearing Loss and Disability). Según sus datos, un 10% de la población padece pérdida de audición de los cuales, tan solo un 50% acude a un profesional.

La pérdida de audición es un gran problema para la salud de los ciudadanos europeos, que amenaza con ejercer una gran presión sobre los sistemas sanitarios y sociales, si no se trata. La tecnología sanitaria puede ser un paliativo, con los #audífonos e implantes auditivos, aunque se hace necesaria una mayor implicación a instancias públicas. Se trata de un problema lo suficientemente dimensionado para que las autoridades públicas articulen campañas en pos del tratamiento de la deficiencia auditiva, como sucede con muchas otras patologías que mantienen incluso un número menor de pacientes.

Sanitariamente hablando, la pérdida auditiva no se toma en serio o no lo suficiente. El problema queda relegado a manos privadas, las de aquellos que desempeñamos un papel necesario pero que podríamos hacerlo mejor con un mínimo de concienciación y apoyo público, resumido en los siguientes cinco puntos:

1.- Integrar estrategias de atención audiológica en los sistemas de atención primarios. En nuestro caso, hablamos de la Seguridad Social y al cuidado de los oídos de la población.

2.- Abordar, desde el Sistema de Salud Público y de forma eficaz, la prevención e identificación precoz de la deficiencia auditiva.

3.- Promover el acceso a dispositivos de audición, incluidos implantes cocleares, audífonos y otros dispositivos de asistencia, en este caso gratuita o subvencionada.

4.- Eliminar los límites de edad en las medidas de apoyo a la discapacidad, que impidan a las personas mayores con discapacidad auditiva, disfrutar de sus derechos.

5.- Articular campañas de concienciación, a instancias públicas, que promuevan la salud auditiva y subvencionen la adquisición de dispositivos.

PERDIDA AUDICIÓN MAYORES

Ningún estado miembro, incluida la UE, impulsan medidas de apoyo a esta #discapacidad, ni económicamente ni desarrollando estrategias informativas o de concienciación, prevención, calidad e #investigación, que contribuyan a retrasar la pérdida de audición. Es necesario que los Gobiernos y las Administraciones, apuesten por la atención audiológica geriátrica y diseñen programas de concienciación sobre la pérdida de audición como origen de otras problemáticas relacionadas con la pérdida de audición. Todo pasa por destinar recursos.